El suministro de agua es una pieza fundamental de un sistema de rociadores y en general, es lo primero que necesita establecer cuando se diseña e instala un sistema. Sin un adecuado suministro de agua, incluso el sistema de rociadores mejor diseñado puede fallar.

Pero el suministro de agua también puede ser una compleja variable. El suministro de agua municipal, por ejemplo, puede variar según la estación, y en verano puede verse afectado por una serie de actividades de temporada, entre ellas el riego de pastos y jardines, y el llenado de piletas de natación. Los destinos vacacionales en los que hay una afluencia de visitantes en verano también experimentan el correspondiente impacto en el suministro de agua local. Estos son solo algunos de los motivos por el que el suministro de agua fue uno de los temas importantes abordado en la edición 2019 de NFPA 13, Norma para la Instalación de Sistemas de Rociadores.

Cuando se identifica la demanda de agua requerida para un sistema de rociadores, tres son los criterios que deben evaluarse: flujo requerido (galones por minuto), presión (libras por pulgada cuadrada) y duración (cantidad de minutos en que debe funcionar el sistema de rociadores). La presión, flujo y duración requeridos pueden ser calculados basándose en el enfoque específico seleccionado y en los requisitos de protección para cada instalación. Esta información puede encontrarse en los Capítulos 19 a 26 de NFPA 13.

Una vez que ha determinado la presión y el flujo requeridos por su sistema, necesita asegurarse de que su suministro de agua sea suficiente. Para un suministro de agua municipal, esto puede determinarse llevando a cabo una prueba de flujo del hidrante de acuerdo con NFPA 291, Práctica Recomendada para Pruebas de Caudal para Combate de Incendios y Señalización de Hidrantes, que incluye los datos para las pruebas del suministro de agua necesario. Si la prueba de flujo del hidrante indica que su suministro de agua municipal es inadecuado, una bomba contra incendio instalada de acuerdo con NFPA 20, Norma para la Instalación de Bombas Estacionarias de Protección contra Incendios, aumentará la presión, o puede usarse una fuente de agua alternativa cuando el flujo disponible es insuficiente.

Si bien un suministro de agua municipal es la fuente más común, ya que es la que está mayormente disponible en muchas áreas, hay otras posibilidades en el caso de que una fuente municipal no sea la opción. Suministros de agua estáticos como ríos, lagos, estanques o reservorios también pueden usarse, pero los sistemas de rociadores que dependen de estas fuentes deben ser instalados con bombas contra incendio para garantizar que se obtengan la presión y el flujo adecuados. Además, es necesario que las bombas estén dispuestas de manera que se evite la entrada de sedimentos y requieren filtros de admisión o filtros de succión para colar el agua.

También pueden usarse tanque externos para contener un suministro de agua para un sistema de rociadores. Algunos tanques están elevados y emplean gravedad para contribuir en la obtención del flujo y la presión deseados, mientras que otros necesitan bombas contra incendio o tanques presurizados para eso. Los requisitos para el diseño, construcción y funcionamiento de tanques de almacenamiento de agua pueden encontrarse en NFPA 22, Norma para Tanques de Agua para la Protección contra Incendios Privada.

Debido a que la confiabilidad de los suministros de agua es una parte esencial de un sistema de rociadores, esos suministros deben ser apropiadamente mantenidos para que funcionen cuando sean necesarios. NFPA 25, Norma para la Inspección, Prueba y Mantenimiento de Sistemas de Protección contra Incendios a Base de Agua, describe los requisitos para el mantenimiento de sus tanques de almacenamiento de agua.

Es importante considerar todas las variables que pueden afectar su suministro de agua—el potencial de un crecimiento estacional en una comunidad y las fluctuaciones diarias resultantes en el suministro de agua son solamente un par de ejemplos de los factores que necesita tener en cuenta cuando planifica e instala un sistema de rociadores. No hacerlo puede llevar a un sistema abastecido de manera insuficiente y que puede no funcionar según su diseño.

Brian O’Connor es ingeniero en protección contra incendios de NFPA. Miembros de NFPA y Autoridades competentes pueden usar la pestaña Pregunta Técnicas (Technical Questions) para formular consultas sobre NFPA 13 en nfpa.org/13.